Crisis superada

Creo que estoy comenzando a ponerme pesadito con tantos números y porcentajes. Juro que continúo siendo de letras, pero la necesidad me empuja a los números. La necesidad de la crítica, por el momento, porque a este ritmo puede que al final sea por “puritita supervivencia” que dicen los chamacos. Nada, que ahí están otra vez los señores estos de Bruselas dando magníficas noticias. Que resulta que  crisis ya está olvidada. Como lo leen.

Superada. Como las pruebas de aquellos concursos de la tele.

¡Qué alegría! Ya estamos otra vez preparados para comprarnos la segunda y tercera vivienda; los niños con motos nuevas y comiendo fuera de casa día sí y el otro también. Es que aquello era vida. Que hasta nos conocían los porteros de los cines, teatros y mejores discotecas.

Shh! Oiga! Que no. Que no. Espere un momento. No haga caso a todo lo que se dice no sea que tire de los pocos ahorros que le quedan y se quede otra vez en mangas de pelota. Contenga la euforia por unos momentos. Que dicen de Bruselas que la crisis en la EU se da ya por superada, pero me parece que hay detalles que se les pasa por alto. ¿En qué se basan para tal afirmación?  Pues en que el nivel del paro, en la media europea, es más bajo que en el año 2008. En que los bancos son más fuertes (ríanse ustedes de Goliath), la inversión está aumentando y las finanzas públicas están chachipiruli. Y se fuman un puro.

Algo falta ¿no? Por lo menos a mí me lo parece. Un pequeño detalle sin mayor importancia. ¿Y de nosotros qué se dice? O sea, de las criaturitas del señor que nos vestimos y comemos cada día. No quiero aguarle el día de playa a nadie (aparte de que hay pocas cosas que sean capaces de fastidiarnos un día de playa o de campo. Los españoles somos así, pero esos datos, trasladados a España arrojan los siguientes resultados: Nuestra tasa de paro está situada casi en el veinte por ciento (19.6% para ser exactos y matemáticos), o sea, NUEVE puntos superior a la media europea. Solo un país, Grecia, nos gana (23,6%). (1 a 0 a favor de Grecia).

Nuestra tasa de paro juvenil (agárrense que vienen curvas) es del 44%  y el riesgo de pobreza o exclusión social del 28%, solo superados ¿por quién? …efectivamente, por Grecia. (2 a 0 a favor de Grecia.  Pobres, para ganar en esta liga mejor no jugar el campeonato). Y me niego a hablar otra vez de las pensiones. ¡Qué pesado! Nuestros dirigentes políticos también sacan pecho diciendo que la crisis está superada. Que las reformas acometidas han dado resultado.  Y voy a creerles. Pero ¿a quién le ha dado resultado? ¡Es que el paro se ha reducido una barbaridad...! Sí, pero seguimos teniendo DIEZ puntos más de paro que en el año 2007, y mejor no entrar en el tipo de contratos que se están realizando. Un verdadero despropósito.

No quiero ser derrotista, ni mucho menos. Solo quiero que nuestros representantes digan las cosas con veracidad, responsabilidad y coherencia: lo blanco, pues blanco; lo negro, negro, y los grises, pues eso, que estamos llenos de tonos grises y esos son los que hay que explicar.

De modo que todos contentos porque ”hemos” salido de la crisis: los bancos, las grandes empresas, los más pudientes en general. Todos “ellos”, efectivamente, gracias a las “medidas correctoras aplicadas”, han recuperado niveles de antes de la crisis. Se nos dice que su recuperación era algo indispensable por el bien de todos. Y de nuevo voy a creerles. Por el bien de todos ya que así es el sistema económico en el que vivimos.

Pero… ¿Y nosotros, qué? Y sobre todo ¿cuándo? Me temo que cuando nos toque ya estará comenzando a estallar una nueva burbuja de esas que se forman mientras dormimos plácida y confiadamente. Ojú que caló.

Ver comentarios

Lee los últimos artículos directamente en tu email.